¿DE QUÉ VA ESTE BLOG?

La temática de mi blog está centrada en la mama y en las variadas patologías que ésta puede sufrir: procesos inflamatorios, tumores benignos y tumores malignos.
Abordaré temas como la prevención del cáncer de mama: mamografías y autoexploración; tratamientos como cirugía, quimioterapia o radioterapia; factores que aumentan las posibilidades de padecer esta enfermedad y también medidas que podemos adoptar en nuestros hábitos diarios para intentar reducirlas a cero.
Para llegar a comprender las patologías que afectan a la mama debemos tener unos conceptos previos sobre Histología, Anatomía Patológica y Citología.
Otra cuestión muy importante es entender realmente el concepto de cáncer (término, por desgracia, tan utilizado en la sociedad actual) para saber a que nos enfrentamos.
Muchas gracias por visitar mi blog, espero que la información aquí expuesta os sea de gran ayuda. Un saludo.

¡¡RECUERDA AUTOEXPLORATE!!

DIAGNÓSTICO PARA EL CÁNCER DE MAMA

{ viernes, 6 de febrero de 2009 }
AUTOEXPLORACIÓN:

En la actualidad la mejor lucha contra el cáncer de mama es una detección temprana del tumor pues aumentarán las posibilidades de éxito del tratamiento. La autoexploración sistemática permite detectar tumores más pequeños que los que pueda detectar el médico o la enfermera pues la mujer estará familiarizada con sus senos y podrá detectar cualquier pequeño cambio.
En las revisiones ginecológicas, el médico comprueba que no exista ninguna irregularidad en las mamas, también que no haya ninguna inflamación de los ganglios linfáticos axilares.
La autoexploración debe realizarse después de la menstruación, las mujeres menopáusicas deberán asociarla a un día del mes, pues conviene que se realice siempre en estados similares. La mujer debe estar tranquila y realizarla en el lugar que crea más adecuado. A algunas mujeres les parecerá más cómodo realizarla en el momento de la ducha, sin embargo, a otras, pueden preferir hacerla al acostarse.
La manera más adecuada es situarse delante de un espejo, con los brazos caídos a ambos lados del cuerpo. Se tiene que observar la simetría de las mamas, el aspecto de la piel, el perfil, etc.


Es necesario examinar lo siguiente:
- Zonas enrojecidas, bultos u hoyuelos.
- Los pezones y areolas no deben estar retraídos o hundidos.

- El aspecto no debe recordar la piel de naranja.
- Cualquier anomalía de la mama, observando su textura, tamaño y relación con la piel y los músculos del pecho.
- Cualquier cambio en los pezones o la piel de la mama.
- Los ganglios linfáticos de las axilas y los que están arriba de la clavícula (el aumento del tamaño o la firmeza de estos ganglios linfáticos podría indicar la propagación del cáncer de mama).

- Todos los demás órganos que se deban revisar para determinar si el cáncer de mama se ha propagado y ayudar a evaluar el estado de su salud.

Una vez hecho lo anterior, es necesario repetir la operación pero con los brazos elevados sobre el cuello. Los senos deberán elevarse de la misma manera y, en esa posición, comprobar que no hay ningún bulto u hoyuelo.
La palpación puede realizarse una vez enjabonada, en la ducha, o tumbada en la cama con una almohada debajo del hombro correspondiente al seno que se vaya a examinar. Conviene repetirla en distintas posturas: tumbada y de pie.
Se debe utilizar la mano contraria a la mama que va a palparse. La presión será la suficiente como para reconocer bien el seno.

Se pueden realizar varios movimientos para la exploración:
1) Con la yema de tres dedos hay que ir realizando movimientos circulares desde la parte más externa de la mama hacia el pezón, a modo de espiral.
2) Otro movimiento que se puede realizar con los dedos es en forma de eses, ir recorriendo el seno de un lado al otro.
3) El tercer movimiento es radial, comenzando desde el pezón hacia fuera.
Conviene ser muy cuidadosa en la zona del cuadrante superior externo, pues están cercanos los ganglios axilares, y es ahí donde se detectan el mayor número de tumores.
Hay que comprimir un poco el pezón y comprobar si se produce alguna secreción (avise al médico si esto es así, intente identificar el color de la secreción).
Una vez explorada la mama, hay que realizar la exploración de la axila para intentar descubrir la existencia de bultos en esta zona.
El examen se deberá realizar en las dos mamas y axilas.












HISTORIA CLÍNICA Y EXAMEN CLÍNICO:

Recogida de información sobre antecedentes de síntomas y signos mamarios, duración de los mismos, intervenciones (citología, biopsia, cirugía), patología (benigna o maligna) y factores de riesgo historia familiar.
También la realización por el facultativo responsable del examen completo de mama, axila y área supraclavicular.

MAMOGRAFÍA:

Las mujeres con factores de riesgo deben realizarse una mamografía y un examen clínico anual a partir de los 40 años. Las mujeres que no tienen factores de riesgo conocidos recientes deben realizarse una mamografía cada dos años, a partir de los 40 años, y anualmente, a partir de los 50 años.
La mamografía es una exploración que utiliza los rayos X de baja potencia para localizar zonas anormales en la mama. Esta técnica consiste en colocar la mama entre dos placas y presionarla durante unos segundos mientras se realizan las radiografías.
No hay ningún peligro por las radiaciones de esta técnica, ya que son de baja potencia.
Es una de las mejores técnicas para detectar el cáncer de mama en sus primeras fases. La mamografía realizada a intervalos de 1 a 2 años, reduce las muertes por esta enfermedad de un 25% a un 35% en las mujeres de 50 años o más que no presentan síntomas.
Para confirmar el diagnóstico, en los casos positivos, hay que realizar una biopsia tras la mamografía.









Es necesaria la comparación con mamografías anteriores si están disponibles. Es muy útil el uso de una clasificación de las lesiones observadas en mamografía de cribado que facilite la toma de decisiones sobre el manejo diagnóstico posterior:

1. Normal: no precisa investigación.
2. Lesión benigna: no precisa investigación.
3. Probablemente benigna, o baja probabilidad de malignidad: seguimiento periódico mamográfico. Excepcionalmente, PAAF o biopsia con aguja gruesa.
4. Sospecha de malignidad, o probabilidad intermedia de malignidad: se debe considerar la biopsia quirúrgica. La PAAF o la biopsia con aguja gruesa pueden ser útiles para confirmación de malignidad o para evitar biopsias quirúrgicas
5. Alta sospecha de malignidad o alta probabilidad de malignidad: van a requerir la biopsia quirúrgica, que puede venir o no precedida de PAAF p biopsia con aguja gruesa.


ECOGRAFÍA:

Es una técnica secundaria en el diagnóstico de cáncer de mama. Se emplean ultrasonidos que son convertidos en imágenes.
Su utilidad se encuentra en que con ella se pueden diferenciar los tumores formados por líquido (quistes) de las masas sólidas. La importancia de detectar esa diferencia es mucha pues los quistes no suelen necesitar un tratamiento si no hay otros síntomas, mientras que las masas sólidas precisan de una biopsia.








OTROS MÉTODOS POR ESTUDIO DE IMAGEN:

· Resonancia magnética nuclear (RMN): esta técnica emplea los campos magnéticos y los espectros emitidos por el fósforo en los tejidos corporales y los convierte en imagen. Con ella se puede observar la vascularización del tumor.
· Tomografía axial computadorizada (TAC): consiste en una técnica de rayos X, utiliza un haz giratorio, con la que se visualiza distintas áreas del cuerpo desde diferentes ángulos. Sirve para el diagnóstico de las metástasis, no del cáncer de mama propiamente dicho.
· Tomografía por emisión de positrones (PET): consiste en inyectar un radio fármaco combinado con glucosa que será captado por las células cancerosas, de existir un cáncer, pues éstas consumen más glucosa. El radio fármaco hará que se localicen las zonas donde se encuentre el tumor.
· Gammagrafía ósea: este estudio por imágenes brinda información importante sobre los huesos, incluido el lugar al que el cáncer pudo haberse propagado.
· Termografía: es una técnica que registra las diferencias de temperatura. La temperatura de la piel varía en respuesta a trastornos del tejido subyacente del tipo de un defecto de perfusión, un proceso inflamatorio y un cáncer, lo que hace posible que estas afecciones sean visibles mediante cámaras sensibles a calor infrarrojo.

BIOPSIA:

Una vez detectado el tumor mediante una o varias de las técnicas mencionadas, si éste es una masa sólida se debe realizar una biopsia. Ésta se enviará al Departamento de Anatomía Patológica donde se procederá a su procesado histológico o citológico y se emitirá un informe-diagnóstico con el 100% de certeza.
Se pueden emplear varias técnicas:


*PUNCIÓN ASPIRATIVA CON AGUJA FINA (PAAF)

Consiste en introducir una aguja hasta la zona del tumor, mientras el médico palpa la masa. Si la masa no puede palparse, se puede realizar esta técnica con ayuda de la ecografía para situar la aguja en el sitio exacto donde se encuentre la masa, es lo que se conoce como biopsia estereotáctica por punción.
Después se extraerá el líquido con la aguja. Si el líquido es claro, lo más probable es que sea un quiste benigno, aunque también puede ser que el líquido sea turbio o con sangre y que el tumor sea benigno. Éste líquido se envía a Anatomía Patológica y Citología donde procederán a realizar una citología (estudio de las células).
Si la masa es sólida, se extraen pequeños fragmentos del tejido. El análisis microscópico de esta muestra (tanto del líquido como del tejido) es el que determinará si es benigno o canceroso.



*BIOPSIA QUIRÚRGICA

En ocasiones se empleará la cirugía para extirpar parte o la totalidad de la masa en el quirófano para su posterior examen microscópico. Cuando se extirpa una parte del tejido, se denomina biopsia por incisión. Ésta suele realizarse en tumores muy grandes. La biopsia excisional es aquella en la que se extirpa todo el tumor o área sospechosa, el margen circundante al tumor aunque tenga apariencia normal.

*BIOPSIA RADIO-QUIRÚRGICA O BIOPSIA POR LOCALIZACIÓN MAMOGRÁFICA

Se utiliza cuando la masa no puede palparse y se visualiza a través de la mamografía. La técnica consiste en localizar el tumor a través de varias mamografías e introducir una aguja en la zona exacta donde se encuentra la masa en la mama.

1 comentario:

Zinnia dijo...

Hola, quisiera hacer una consulta.
Constantemente me preocupo de autoexaminarme, tengo 27 años, y si bien no pertenezco a ningún grupo de riesgo,hace un tiempo me hice una mamografía pues notaba un bulto extraño en la mama derecha, que no resultó ser nada más que densidad propia del tejido mamario. Sin embargo, me preocupa sentir cierta hipersensibilidad en el pezón derecho al presionar la mama.En tanto, en la mama izquierda, nunca he notado ninguna incomodidad. ¿Qué me aconsejarías? Me han dicho que someterse a mamografias muy seguido no es bueno. ¿Debo practicarme otro examen? Gracias, desde ya.

Publicar un comentario en la entrada

VIDEO 1: CÁNCER = MARIO BROS

VIDEO 2: PREVENCIÓN: MAMOGRAFÍA